Warning: strstr(): Empty needle in /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase1.php on line 529

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase1.php:529) in /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 58
En El Límite Blog - Página 2 de 2 - Costa Rica -
En El Límite Blog

Un poco de cordura y conciencia para el año nuevo, nada más.

enero 2nd, 2013 · No Comments · Política

Es inevitable cada fin de año oír hablar de cosas buenas que se esperan, de las perspectivas y nuevas metas para el año nuevo.  Somos como barcos navegando en la vida, y como todo barco, a veces hacemos paradas técnicas, ajustamos las máquinas, por aquí y por allá, cargamos gasolina, planificamos las rutas, fijamos la velocidad, sonreímos y con un poco de suerte el tiempo va a estar a nuestro favor, en buena hora.   Algunos cambios son excelentes y con un poco de voluntad, constancia y tiempo, podemos mejorar y cambiar muchas cosas.

Pero al ir avanzando en el viaje, nos olvidamos a veces de lo más importante, y es que ese capitán de ese barco, es un ser de carne y hueso, con sus limitaciones, sus imperfecciones, humano, falible, con su capacidades y características únicas.  Pensamos que es el mejor barco del mundo, pero a veces  vemos tristemente como no es así.  Por eso es que cada año hacemos propósitos, pero si los comparamos en 3, 5, 6 años, vemos que a veces son los mismos, se repiten, con algunas variantes pero sin grandes cambios.  A veces progresamos poco, a veces mucho y a menudo, tal como niños que queremos todo ya, no toleramos la frustración y nos ofuscamos con las limitaciones y vaivenes de la vida.

Y es que aquí, prioricemos las cosas como se debe, si no llevamos un equilibrio interno, una paz interior, una felicidad que nace de adentro, las cosas de afuera no nos van a salir bien, y si salen, o no las valoramos o bien no nos van a llenar tal como pensábamos.   Si buscamos la felicidad fuera de nosotros no es felicidad (Plotino).

No perdamos entonces la perspectiva de lo que somos, ser conscientes de nuestra esencia, y lo que valemos.  El dinero, las circunstancias, el trabajo, la gente alrededor puede cambiar, algunos pueden obtener la fama, popularidad y otras cosas, pero con el tiempo vamos aprendiendo que la felicidad no depende de ello, sino de esa conquista interior.  Cuidado con esas falsas vanidades, con espejismos consumistas, y otros becerros modernos, simplemente despertemos la conciencia un poquito, seamos mejores personas, en paz consigo mismos, con Dios y los que están a nuestro alrededor.

Cultivemos entonces primero esas metas internas, mentales, espirituales, que nos permiten conocernos y vivir en sintonía con nosostros mismos, sin auto engaños, lo que nos dará un mejor equilibrio en la vida y relación con los demás.   Ya de hecho eso es una gran tarea, siempre en renovación. Una vez en este camino demos lo mejor de uno mismo en toda ocasión, sin frustraciones ni miedo, felices de lo que somos y lo que podemos transmitir y dar a los demás.  Cada persona nace en el momento que Dios la imagina y como una gota en el océano, somos parte de ese mar y de la grandeza de la creación, y ya eso es una muy buena razón para estar felices en este nuevo año.  Los mejores deseos 2013.

Tags:

Opinión masiva, medios y políticos.

diciembre 5th, 2012 · No Comments · Política

En esta era digital ya casi que estamos acostumbrados a que con la misma noticia, nos lleguen casi de inmediato las diferentes reacciones de lo que se piensa al respecto. Se presenta un suceso y aquí esta lo que se comenta, se está de acuerdo, o no está de acuerdo, les parece o no, se aprueba o rechaza, o simplemente le es indiferente el asunto y no se dice nada al respecto. No solo en redes sociales, sino en foros, blogs, prensa, tv y radio también hacen eco de lo que opina la gente.

A menudo ante tanta infinidad de opiniones, ya casi por intuición tratamos de clasificar los diversos tipos de opinión. Vemos como muchas son de tipo emocional, es el fanático que reacciona porque criticaron a  su divisa, hay otras más razonadas, hay comentarios que se amoldan más a lo que dice la mayoría, hay otros mordaces, graciosos, también aburridos, y no faltan las de ‘troll’, los que nadan contra corriente, aquellos que se meten a criticar al equipo rival en el foro de este último. De hecho las más interesantes son las que no existen, las opiniones fantasmas, es el párrafo en blanco, el voto de abstención, lo que se puede interpretar de varias formas, de tal forma que siempre queda más la duda que otra cosa. Dentro del diluvio de información actual a veces simplemente no hay exposición de un hecho o suceso, o simplemente no hay tiempo para opinar.

Eso de opinar está bien, no solo es un derecho que ejercemos, sino que es un buen ejercicio mental, nos hace un poquito mas consientes de nuestra realidad, de lo que pensamos y de lo que piensan los demás, y poder expresar dicha opinión por tanta gente y en forma efectiva es una de las grandes ventajas de nuestro tiempo.  De hecho este es un fenómeno relativamente nuevo, curioso, y de amplios efectos, a veces insospechados.  Hay una niña de nueve años en EUA que empezó a tomarle unas fotos a sus meriendas todos los días, las publicaba en un blog, comentaba al respecto, y se hizo muy popular. En la escuela tomaron nota del asunto y la censuraron.  Las reacciones publicas no se hicieron esperar, al final fue tanto la protesta que revocaron su censura, el director de la escuela se escandalizó, simplemente se hizo sentir el poder de la opinión, no controlada, masiva y efectiva.

Esta democratización de la opinión, eso de que todos somos periodistas y comentaristas, genera cierto recelo y no es del agrado de muchos.  En primer lugar por parte de los grandes medios de comunicación, no ven con buenos ojos una apertura tan grande, eso de que todo el mundo opine implica menor control y autonomía, a la vez más competencia mediática y caos.  En Costa Rica me parece que difícilmente los medios se han ido ajustado a este fenómeno, so pena de quedar desfasados y perder inmediatez. Algunos se adaptando bien, especialmente radiofónicos incorporan opiniones en forma fluida, pero otros medios escritos duran 5-8 horas para que le publiquen un comentario de 4 líneas, habrá que pasar por algún tipo de censura previa o “moderación”, lo que bien puede convertirse en algún parámetro oscuro, medieval, poco claro para que publiquen una opinión.  Voltaire defendía el derecho de cada uno a hacer conocer al público su punto de vista, incluso si tal punto de vista nos horroriza, y de combatirlo es solo mediante la palabra y la argumentación.

En segundo lugar, y para nadie es un secreto que eso de la opinión masiva tampoco es de del agrado de grupos de poder político, económico, sociales, la opinión abierta puede generar movimientos en contra de sus intereses, y en contra del propio gobierno. No es casualidad los recurrentes planes de candidatos y políticos para “aprovechar” los medios sociales,  lo que simplemente es un intento en vano de  contrarrestar lo que se habla en medios sociales, como si este plan sustituyera lo esencial de un buen discurso, o de un gobierno efectivo y transparente.

Y si vamos un poco mas allá, es que esto de opinar y políticos es definitivo que no se llevan bien.  Sino veamos lo triste y cansino que resulta la escena de un político opinando sobre un tema.  Tal vez en otros tiempos la opinión del “caudillo”, era la única y verdadera, y lo escuchábamos con mucha atención, pero ahora que vivimos en una sociedad más cuestionante y con diversidad de criterios, no nos queda otra que quedarnos perplejos cuando lo escuchamos, o es que nos toman por ignorantes, o uno no sabe que pensar.  Como que nos damos cuenta que ese discursito político no solamente esta bien gastado, sino que nos lo vamos sabiendo de memoria.  No hay que hacer una encuesta para conocer la infinidad de ‘zapping’ en cuando aparece una cadena nacional de radio y televisión.

Y es que analicemos un poquito eso que dicen los políticos, y vemos que no es que estos nos mientan, lo que sería más digno al menos en su intento, sino que son como un curso de cinismo avanzado, no se sabe si el engañado es uno o ellos mismos.  Así aparentan autoridad y criterio para contestar y saberlo todo pero les hace falta el como, quien y cuando, y la gente que no es tonta ya se da cuenta de esto.  Hablan entonces con medias verdades, andan de puntillas sobre los temas, nunca dicen lo que en verdad piensan, hablan lo que la gente quiere oír, no lo que necesitan oír, y sin duda de estos no se aprende nada.  Tal vez es un código secreto que copiaron de los futbolistas, tal vez de las candidatas de concurso de belleza, solo poses prefabricadas y argumentos pobres. Quizás en privado son mentes brillantes, pero en público aparentan tener una absoluta verdad, que por ineficiente en la práctica es un referente soso y hasta vulgar.  Oscar Arias decía “gobernar es educar”, pero si quería educar no debió ser político, de tal forma que las mejores ideas de Oscar Arias son políticamente incorrectas y por ello tal vez nunca las vamos a conocer.

Hay sus excepciones, Winston Churchill decía cosas incendiarias y muy lógicas en sus discursos, pero eran otros tiempos, corrían ideologías mas apasionadas, y hoy lo dudo que hubiera llegado a ser primer ministro.  Hace poco también en un discurso para recordar en una Cumbre Río 2012 que reunió a 139 presidentes y donde todos hablaban de desarrollo sostenible y otras trivialidades, el expresidente de Uruguay José Mújica, se dejó decir que la primera amenaza al medio ambiente es el modelo de felicidad que tenemos, consumista, capitalista, dispendioso, lo que nos puede llevar a una ruina del planeta.  Los presidentes se miraron entre si, y un tremendo problema se busco al desafiar intereses importantes, en mi opinión.

Tags: