Warning: strstr(): Empty needle in /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase1.php on line 529

Warning: Cannot modify header information - headers already sent by (output started at /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase1.php:529) in /home/ticoblog/public_html/wp-content/plugins/wp-super-cache/wp-cache-phase2.php on line 58
Un poco de cordura y conciencia para el año nuevo, nada más. - En El Límite Blog -
En El Límite Blog

Un poco de cordura y conciencia para el año nuevo, nada más.

enero 2nd, 2013 · No Comments · Política

Es inevitable cada fin de año oír hablar de cosas buenas que se esperan, de las perspectivas y nuevas metas para el año nuevo.  Somos como barcos navegando en la vida, y como todo barco, a veces hacemos paradas técnicas, ajustamos las máquinas, por aquí y por allá, cargamos gasolina, planificamos las rutas, fijamos la velocidad, sonreímos y con un poco de suerte el tiempo va a estar a nuestro favor, en buena hora.   Algunos cambios son excelentes y con un poco de voluntad, constancia y tiempo, podemos mejorar y cambiar muchas cosas.

Pero al ir avanzando en el viaje, nos olvidamos a veces de lo más importante, y es que ese capitán de ese barco, es un ser de carne y hueso, con sus limitaciones, sus imperfecciones, humano, falible, con su capacidades y características únicas.  Pensamos que es el mejor barco del mundo, pero a veces  vemos tristemente como no es así.  Por eso es que cada año hacemos propósitos, pero si los comparamos en 3, 5, 6 años, vemos que a veces son los mismos, se repiten, con algunas variantes pero sin grandes cambios.  A veces progresamos poco, a veces mucho y a menudo, tal como niños que queremos todo ya, no toleramos la frustración y nos ofuscamos con las limitaciones y vaivenes de la vida.

Y es que aquí, prioricemos las cosas como se debe, si no llevamos un equilibrio interno, una paz interior, una felicidad que nace de adentro, las cosas de afuera no nos van a salir bien, y si salen, o no las valoramos o bien no nos van a llenar tal como pensábamos.   Si buscamos la felicidad fuera de nosotros no es felicidad (Plotino).

No perdamos entonces la perspectiva de lo que somos, ser conscientes de nuestra esencia, y lo que valemos.  El dinero, las circunstancias, el trabajo, la gente alrededor puede cambiar, algunos pueden obtener la fama, popularidad y otras cosas, pero con el tiempo vamos aprendiendo que la felicidad no depende de ello, sino de esa conquista interior.  Cuidado con esas falsas vanidades, con espejismos consumistas, y otros becerros modernos, simplemente despertemos la conciencia un poquito, seamos mejores personas, en paz consigo mismos, con Dios y los que están a nuestro alrededor.

Cultivemos entonces primero esas metas internas, mentales, espirituales, que nos permiten conocernos y vivir en sintonía con nosostros mismos, sin auto engaños, lo que nos dará un mejor equilibrio en la vida y relación con los demás.   Ya de hecho eso es una gran tarea, siempre en renovación. Una vez en este camino demos lo mejor de uno mismo en toda ocasión, sin frustraciones ni miedo, felices de lo que somos y lo que podemos transmitir y dar a los demás.  Cada persona nace en el momento que Dios la imagina y como una gota en el océano, somos parte de ese mar y de la grandeza de la creación, y ya eso es una muy buena razón para estar felices en este nuevo año.  Los mejores deseos 2013.

Tags: